¿Por qué debes emprender ahora?

Emprender ahora

Se ha convertido en una epidemia aquello de tener grandes ideas, querer convertirse en emprendedor, pero siempre tener una excusa para no comenzar con eso que traes en la cabeza hace tanto, tanto, tanto tiempo.

En el artículo de hoy he decidido tomar por los cachos este tema y de una vez por todas decirte por qué debes emprender ahora.

El mejor momento es ahora.

Estás atrapado en la vida del asalariado eres un datsusara y quieres abandonar la carrera de las ratas. Vives en este lugar en el que los sueños no se materializan y las ideas se desvanecen rápidamente convirtiendo tus días en una paupérrima zona de confort.

Solo aplazas y aplazas el momento de sacar a la luz tu famoso proyecto, sin embargo, nunca es el momento indicado para hacerlo.

Repites sin descanso lo mismo: tengo que prepárame más, necesito más capital, la economía está muy mal…bla, bla, bla.

Esperas inútilmente a que todos los semáforos que están en tu camino enciendan milagrosamente la luz verde.

¡Basura!

Es pura basura y tú lo sabes.

Tienes miedo, y lo peor de todo es que no lo quieres aceptar.

A todos les puedes dar tus excusas baratas y dar catedra de porque no es el momento adecuado, no obstante, hay alguien a quien no puedes engañar.

¡Exacto!

No te puedes engañar a ti mismo con esa mierda.

Tú sabes lo que realmente pasa contigo y lo sabes porque no te deja dormir, por lo tanto, aquello que no te deja dormir es en lo que más tienes que concentrarte ahora.

Aplazar es lo que las mentes mediocres hacen para no avanzar en la vida.

Es como una gran trampa para osos que te pone tu propia mente para evitar que experimentes cosas nuevas, por consiguiente,  aplazar te exige que te aferres a tu actual vida evitando que te conviertas en un emprendedor.

Debes reaccionar a tiempo para salir de ese estado de somnolencia, y ponerle play a esa cámara lenta en la que vives todos los días.

Imagínate a ti mismo  viejo y enfermo, postrado en una cama sin poderte levantar, reprochándote por lo que no hiciste cuando tenías todas tus fuerzas y la salud para salir adelante.

Peor aún, te puedes convertir en un viejo fracasado y amargado, alguien que por miedo no logró nada en la vida, una de esas personas tóxicas que van por ahí diciéndoles a sus familiares y amigos que no luchen por sus sueños porque no valen la pena.

Algún día te vas a morir.

Lo único seguro que tienes en esta vida es que algún día tu corazón dejará de bombear sangre a todos tus órganos y tú morirás irremediablemente.

Esto es algo que muchas personas quieren ignorar, por ello piensan que siempre tendrán tiempo para renunciar a su empleo y poner a caminar esa idea de negocio que tanto les picotea en la cabeza.

Hace poco vi un video donde una seguidora le pregunta al emprendedor Gary Vaynerchuk que si le podía dar un buen consejo para cuando se sintiera deprimida.

A lo que Gary le contesta con estas palabras: ¡te vas a morir!

Hay un lugar en el que reposan cientos de inventos, negocios, canciones, poemas, películas, libros y un sinnúmero de sueños más que nunca salieron de una mente, o de un cuaderno. Este lugar es el cementerio.

Visitar un cementerio de vez en cuando te aterriza la idea de que no eres eterno y que aparecerás en la lista de la parca algún día, por lo tanto, debes acelerar el paso si quieres convertir en realidad y en esta vida tus sueños de emprendedor.

Si tienes un sueño que no te deja dormir es hora de que te conviertas en una máquina de convertir sueños en realidad.

Quieres largarte de ese aburrido empleo y dejarle de ver la cara a tu jefe todas las mañanas, entonces toma todo eso y canalízalo en esa idea, en eso que no te deja vivir en paz.

Lo que sea que quieras hacer llegó la hora de amarrase los pantalones, ponerse en acción, dejar de gimotear de hacerse la víctima y marcarte el tiempo correcto para cumplir con tu objetivo.

No lo tienes que saber todo de todo, hay cosas que se pueden aprender en la marcha, solo piensa en cuántas personas hacen todos los días cosas increíbles de las que se sienten orgullosos y esas cosas se hacen a pesar de los obstáculos que tengan en frente.

Estas trabajando y tienes miedo de dejar tu trabajo para comenzar un negocio nuevo, entonces deja de desperdiciar tu tiempo libre viendo televisión o vagando en internet y comienza a trabajar fuertemente en lo que quieres.

Qué debes hacer.

No necesitas empezar con cosas gigantes, y tampoco invirtiendo grandes sumas de dinero, solo debes comenzar con lo que puedas, lo importante es hacer algo todos los días hasta que llegue el momento de lanzarte de lleno con tu emprendimiento.

Cuidado con compararte con estos exitosos empresarios multimillonarios, amos del universo. Ellos ya están en la estratosfera, por ende ya recorrieron ese camino por el que tú apenas estás pensando en arrancar.

Sé que estás pensando en Jobs, Gates y Zuckerberg, y sí, yo siempre pienso en estos nombres cuando hablo de crecimiento rápido. Sin embargo, déjame decirte que estos negocios son grandes excepciones a la regla, de manera que tendrás que tomar el camino difícil para convertir tu idea en un negocio de éxito.

Es importante que tengas en cuenta que al principio tus procesos serán lentos y que necesitarás de mucha paciencia para no perder las esperanzas de sobrevivir y perder el rumbo.

Siempre habrá gente que querrá venderte la fórmula mágica para lograr el éxito, el algoritmo milagroso que convertirá de la noche a la mañana tu pequeño negocio en la más poderosa multinacional.

No existen tales cosas como los atajos para un emprendedor, ahora bien,  lo que sí existe es el trabajo duro e inteligente, el cual se hace día tras día y sin parar, de modo que puedas continuar sin parar hasta la cima del éxito.

Es hora de ponerte claro con tus objetivos, escribe todo lo que quieres lograr, teletransporta desde tu mente tu idea de negocio y plásmala en el mundo real.

Escríbela, dibújala o recorta una imagen, pégala donde la puedas ver todos los días para que nunca pierdas el foco sobre lo que quieres.

No hay mañana, el momento de actuar ha llegado y no hay tiempos suplementarios para reponer el tiempo perdido.

Esto quiere decir que el mejor momento para emprender es ahora.

 

¿Qué te detiene al momento de ponerte en acción con tu idea de negocio?

Comparte tus opiniones abajo en los comentarios.

avatar
Emprendedor de tiempo completo, disciplinado karateca, aventurero en potencia, devorador de libros, máquina de ideas y creador de Emprender Tool.
¡Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>