No tienes que saberlo todo para emprender.

Dentro de la cabeza de muchos emprendedores en potencia, existe la falsa creencia, de que el conocimiento que necesitan para comenzar su primer negocio, debe ser de alto calibre.

Incluso, se destrozan el cerebro pensando si deben ir a una universidad en el extranjero para estudiar una costosa maestría en negocios para aprender todo lo que se necesita y así al fin poder abrir las puertas de su anhelada empresa.

Nada esta más fuera de la realidad.

Solo se trata de otro pretexto más para dilatar la salida al mercado de tu negocio, lo cual debió haberse hecho hace mucho, mucho, pero mucho tiempo.

Si este es o ha sido tu caso, no debes preocuparte, porque en el post de hoy te voy a contar por qué no tienes que saberlo todo para emprender.

Saberlo todo es un miedo.

Estamos llenos de miedos que nos limitan para dar el primer paso hacia nuestro proyecto y comenzar a convertirnos en emprendedores.

Uno de esos miedos limitantes es aquel en el que piensas que debes saberlo todo para poder comenzar con tu propio negocio.

Lee también: los seis miedos básicos.

Esa mierda se la inventó tu propio cerebro.

Si, ese mismo que te ayuda a resolver tus problemas, es el mismo que te mete en otros que por dios.

Imagínate que todos tuviéramos que saberlo todo de todo para poder hacer algo.

Piensa en un viaje, por mucho que lo planifiques, siempre habrá imprevistos que no podrás controlar.

Recuerdo mis últimas vacaciones. Todo estaba muy bien planificado, pero no contaba con que la aerolínea no llevaría mis maletas a mi destino.

Resultado: una semana con ropa prestada por un familiar, más gastos imprevistos para compensar lo que no había llegado, en fin.

Las maletas llegaron, pero una semana después.

Eso te demuestra que nadie puede tener control de todo y saberlo todo.

Solo necesitas un CBN para comenzar.

Lo mejor que puedes hacer es tener un CBN (Conocimiento básico necesario) para comenzar.

¡Cuidado! aunque sea básico debe ser importante.

Solo tienes que hacerte la siguiente pregunta: ¿qué es lo más importante que debo saber para comenzar mi negocio lo más pronto posible?

Cuando tengas la respuesta te darás cuenta que no tienes que saber todo sobre el negocio y que comenzarlo no es tan complicado como creías.

Tu negocio no tiene que ser perfecto.

Ten cuidado con estas personas que te dirán que necesitas tenerlo todo perfecto para arrancar. La perfección no existe.

Es mejor hecho, que perfecto.

¿Imagínate que Henry Ford hubiera esperado para tener su “Modelo T” perfecto? Pues nunca lo hubiera sacado al mercado.

Comienza, y si fallas en algo, pues lo vas mejorando. Siempre habrá una versión beta de algo.

Recuerdas los inicios de Facebook. No era como ahora.  Que tal Google, Harley Davison, Apple o Amazon.

Lee también: 10 cosas que me hubiera gustado saber antes de comenzar mi primer negocio.

¿Has visto esas fotos en las que muestran los garajes donde comenzaron?

Empezaron con lo que tenían. Sabían que tenían ya su CBN y que no era necesario saber más cosas para lanzarse a la aventura.

Piensa en cualquier empresa exitosa y veras que siempre han tenido versiones beta.

Como dice Sir Richard Branson: acepta el reto y en el camino lo vas arreglando.

Puede sonar un poco raro, pero es una forma de tomar acción y avanzar.

Tu cerebro quiere mantenerte quietico para que no te incomodes. Olvídate de ese pensamiento y comienza a dar pasitos.

No tienes que hacer un MBA.

Olvídate de hacer una MBA en el extranjero para comenzar un negocio, en ocasiones lo que necesitas ya lo saben otros.

¿Cómo así?

Quiere decir que, si te falta algún conocimiento, siempre puedes contratar a alguien que lo ya lo tenga.

¿Tú crees que cuando Steve Jobs comenzó con Apple sabía algo de computadoras?

¡No sabía nada! El que sabía, el genio detrás de la maquina era Steve Wozniak.

No te dejes paralizar por tener que saberlo todo. Ya es hora de comenzar.

¡Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *