Guía minimalista para realizar un elevator pitch.

Imagina que entras aun ascensor y allí te encuentras a la persona que posiblemente pueda financiar tu proyecto. ¿Qué le dirías en el tiempo en que el ascensor los lleva del piso 1 al 12? ¿Podrías presentarle tu idea de negocio de forma convincente en ese corto lapso de tiempo?

Aunque parezca increíble es posible hacerlo. Solo necesitas valerte de un buen discurso que logre convencer al inversionista.

Existe una técnica muy utilizada por emprendedores de todo el mundo, la cual solo necesita de unos pocos segundos para convencer a posibles inversionistas, de que tu idea de negocio vale la pena.

Esta técnica es llamada elevator pitch y en el post de hoy te mostraré la guía minimalista que te enseñará a construir un discurso de forma rápida y efectiva.

Qué es un elevator pitch.

Elevator picth se traduce literalmente como discurso de ascensor y hace referencia al tiempo que tomaría expresar una idea de negocio a un posible inversor, mientras van del piso 1 al piso 12.

El elevator pitch se caracteriza por ser un mensaje corto que se utiliza para explicar tu proyecto de manera diferenciadora. Este debe estar bien diseñado y perfectamente interiorizado para convencer a alguien en un breve espacio de tiempo.

Con este discurso es improbable que tu potencial inversor acepte inmediatamente invertir en tu proyecto, por lo tanto, tienes que entender que este discurso es la primera aproximación en la consecución de tu objetivo.

La idea es generar la mayor cantidad de expectativa e interés posible para que el inversor desee saber más sobre tu negocio y así lograr una reunión posterior, de manera que en dicha reunión puedas dar los detalles suficientes para que el inversionista pueda tomar una decisión.

Para esto debes tener en cuenta 3 cosas:

1. Debes ser conciso.

Un elevator pitch no debe ser demasiado largo, su duración oscila entre 15 y 90 segundos. No es lo mismo realizar un elevator pitch a un inversor que hemos contactado de improvisto, que un discurso que realizamos para una audiencia que está dispuesta a escucharnos.

Aquí el tiempo debe variar según el público, sin embargo, debes tener en cuenta siempre que menos, es más.

2. Debes ser claro.

En ocasiones, quieres adornar lo que dices con palabras y frases que no ayudan a la descripción de tu negocio. Recuerda que el tiempo es vital y si tu inversor no está entendiendo lo que dices, entonces será muy difícil que este te muestre el dinero.

3. Debes ser sugerente.

Tu discurso debe generar una emoción en tu interlocutor. Este debe sentirse atraído por la idea que le estas expresando. Recuerda que el objetivo es que el inversionista solicite más información.

Lee también: 5 Retos para salir de tu zona de confort.

Pasos para realizar un elevator pitch.

Como cualquier receta de cocina es necesario seguir unos pasos para que esta salga perfecta y así deleitar a los comensales con nuestra creación. De igual forma debe ser un elevator pitch. Estos son los pasos que debes seguir para que este discurso sea impecable:

1. Impacta de entrada: empieza con una afirmación o pregunta sorprendente para llamar la atención. Utiliza datos impactantes o estadísticas impresionantes.

2. Ya estás en marcha: habla como si tu proyecto ya estuviera en marcha. Usa expresiones como: he creado, he fundado, he construido…

3. ¿Quién eres?: es importante que el inversionista sepa con quien está hablando, por eso no olvides decir tu nombre.

4. Qué problemas o necesidades quieres resolver: tu proyecto debe solucionar un problema o mejorar una solución ya existente. Si esto no se define correctamente, entonces tu negocio pude parecer poco viable para tu inversor.

5. Define el mercado: quienes son las personas a las cuales le estás solucionando el problema. Esto no puede ser para todo el mundo. Un dato de mercado relevante y realista ayudará al inversor a visualizar la rentabilidad del negocio.

6. Cuáles son las soluciones que aportas: tan importante como los problemas son las soluciones que tu proyecto aportará para resolver dichos problemas. Estas deben ser claras y coherentes con lo que tu proyecto propone.

7. Modelo de negocio: explica cómo vas a ingresar dinero a tu empresa. Utiliza lo que explicaste el problema, la solución y el mercado. Todo esto te dará como resultado el modelo de negocio.

8. Por qué tu proyecto es el adecuado: en que se diferencia de otras soluciones que existen en el mercado. Debes ser fácilmente comprensible.

9. Terminar con una llamada a la acción: De forma clara y directa explica cuál es el siguiente paso que el inversor debe dar para participar en el proyecto. No puedes esperar a que el inversor decida cuando pude volver a verte.

Por lo general, son personas muy ocupadas y no tendrán tiempo para llamarte. Lo correcto, es que después del pitch le solicites una cita. Pídele sus datos para agendar una próxima reunión y allí definir los detalles del proyecto.

10. Seguridad: la forma como presentas el discurso es tan importante como el discurso mismo. Al momento de presentar el elevator pitch debes tener el discurso bien interiorizado de manera que no te veas dudoso o inseguro. Esto ayudara a que tu inversor quiera prestar más atención a lo que estás diciendo.

Este video muestra un ejemplo de cómo realizar un elelvator pitch que también te será de mucha ayuda.

 

Esta fue la guía minimlista para realizar un elevator pitch, ponte ahora mismo a crear el tuyo para tu proyecto, sigue los pasos y practícalo todas las veces que puedas. Nunca se sabe dónde te puedas topar con un inversionista.

¡Compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *