Cómo emprender con bebé a bordo.

Hace 10 meses que nació mi bebé y las cosas no han sido fáciles, aunque lo teníamos todo muy bien planeado nada lo prepara a uno para este tipo de responsabilidad y menos cuando eres emprendedor.

Los cuidados en los primeros meses son primordiales y tienes que estar atento a todo lo que el bebé va necesitando. Llevarlo a los controles con el pediatra, llevarlo a las vacunas y ni hablar de si  se enferma, el trasnocho llegará sin misericordia.

Un hijo definitivamente te cambia la vida por completo.

Además, ya no tienes el mismo tiempo que tenías antes, esto se debe a que ahora debes dividirte en una actividad adicional que es la de ser padre.

Sin embargo, nada se compara con la magia de ser papá y los que son padres me entienden.

Cuando mi bebe nació yo ya tenía mis negocios en marcha y eso de alguna manera no me hizo tan difícil el hecho de emprender, no obstante, hay personas que no tienen hijos y aun así siguen sin poder arrancar sus ideas de negocio.

Lee también: Los 5 pequeños pasos que debes seguir para definir tus objetivos personales.

Es aquí donde me hago la gran pregunta:

¿Qué es lo que realmente los detiene para comenzar con su negocio?

El tema es de organización y de enfoque.

Antes de tener a mi hijo tenía mucho tiempo para trabajar en mis negocios incluyendo emprendertool, pero ahora las cosas son distintas y siento de alguna manera que antes no lo aprovechaba al máximo.

Ahora pienso que tengo que esforzarme más para poder tener más tiempo y que mis prioridades en el momento de sentarme a trabajar deben ser más específicas.

Si tienes hijos y poco tiempo, quiero decirte que tendrás que esforzarte mucho más para convertir tus sueños de emprendimiento en realidad.

No trabajaba hasta altas horas de la madrugada desde que tenía como 24 años y lo hacía solo para descargar música de internet, es más, ni siquiera me trasnochaba cuando estaba en la universidad, esto ocurría porque tenía mucho tiempo libre y no tenía esa necesidad de hacerlo.

Pero ahora he vuelto a utilizar las horas libres que me da la noche para sentarme en frente del computador y así avanzar en mis tareas.

Tengo que ser sincero y decirte que yo no tengo que madrugar, pero al día siguiente al trasnocho no puedo dormir hasta tarde porque mi hijo se despierta e inevitablemente quiere estar con papi.

Y cómo decirle que no.

En las tardes cuando mi hijo se duerme aprovecho para seguir trabajando y hacer lo que más pueda. A veces me dan ganas de la siesta, pero siento que puedo esforzarme más y decido trabajar.

Lee también: cómo crear hábitos y dejar de perder el tiempo.

Yo sé que muchos pueden tener en estos momentos un trabajo de 7 a 5 y no se pueden dar el lujo de darse una siesta después de trabajar hasta tarde, pero tal vez esa sea la única forma de sacar adelante ese emprendimiento que tanto anhelan y así  despedir de una vez por todas a su jefe y abandonar ese empleo que tanto te aburre.

Los fines de semana son el otro espacio que tengo libre para trabajar y que trato de aprovecharlo al máximo. Mi ventaja sobre muchos, es el hecho de que nunca me ha gustado la vida nocturna, por lo tanto puedo utilizar esos días para avanzar en lo que quiero.

Tal vez para muchos sea horrible dejar de salir un sábado en la noche con sus amigos, pero es el precio que se debe pagar para tener más tiempo.

Lo que quiero decirte es que si eres padre y piensas que no tienes tiempo para dedicárselo a tu proyecto emprendedor, entonces quiere decir que debes esforzarte un poco más, porque no es nada fácil y con hijos a bordo es mucho más complicado, pero que aun así se puede lograr.

Yo por ahora estoy disfrutando de este momento de ser padre, aprendiendo de la vida, conociendo mis límites y a la vez rompiéndolos, porque es por los hijos que debes partirte la madre como sea.

 

¿Que piensas de tener hijos y emprender al mismo tiempo?

Comparte tu opinión abajo en los comentarios.

¡Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *