9 señales que demuestran que estás listo para emprender

Cuando estás listo para convertirte en emprendedor se presentan una serie de señales que te avisan que ha llegado el momento de lanzarte y arrancar con ese negocio con el que llevas tanto tiempo en la cabeza.

En mi vida pasada como empleado vi muchas señales que me decían que ya era la hora de lanzarme al agua, independizarme y comenzar con mi propio negocio, sin embargo, en muchas ocasiones las ignoré, porque sentía que no era el momento apropiado.

A pesar de que le di largas, las señales no dejaban de aparecer. Un día no las pude ignorar más y exploté frente a mi jefe diciéndole con tono sincero, pero respetuoso que estaba cansado de ese trabajo y que era hora de renunciar.

Te cuento todo esto, porque para el post de hoy he decidido hablarte de las 9 señales que demuestran que estás listo para emprender y de esta forma darte algunas luces para que analices si también estas señales se te están presentado y es hora de comenzar tu vida como emprendedor.

1. Sientes que no encajas.

Al principio sientes que todo hace parte de un plan en el que tu y todos los que te rodean encajan perfectamente.  Así es cuando haces parte de la mayoría que estudia para buscar un trabajo bien remunerado, para luego lograr su mediocre jubilación.

Te digo que una jubilación es mediocre, porque en Colombia cuando te jubilas comienzas a ganar menos que cuando eras laboralmente activo.

Es en este momento, cuando empiezas a ver las cosas de otra forma. Te das cuenta de que quieres lograr tu independencia y tener mas libertad para controlar tu vida. Dejas de encajar y en ese momento comienzas la búsqueda para convertirte en emprendedor.

Esta es la primera señal.

2. Piensas que estás hecho para más cosas.

Saber que estás hecho para más cosas, no significa sentirse superior a los demás. Significa que tu mente ha empezado a cuestionarse si la vida que llevas hasta ahora es la que quieres seguir viviendo hasta tu muerte.

No importa si tienes 30, 40, 50, o más de 60 años, sabes que ha llegado el momento de realizar cambios drásticos en tu vida y comprobar para que fuiste traído a este mundo.

Esta señal se presenta, porque estás cansado de vivir una vida de escases, de no tener tiempo o libertad y no poder hacer lo que quieres.

Eso de cumplir con un horario de 7 a 5, con 15 días de vacaciones al año y un aumento anual casi imperceptible en el salario, ya no es suficiente para ti.

3. Consumes mucho contenido sobre emprendimiento.

Una señal muy evidente de que ya estás listo para emprender, es la cantidad de información que estas consumiendo sobre todos los temas habidos y por haber sobre negocios, emprendimiento y desarrollo personal.

Libros, revistas, videos y hasta seminarios comienzan a ser parte de tu vida. Te vuelves una bodega en la que comienzas a almacenar toneladas de información, la cual te será de gran utilidad para el camino que piensas iniciar.

4. Tu empleo te parece aburrido.

Sentirse miserablemente aburrido en tu empleo actual es una señal muy clara de que estás listo para emprender. El asunto no es solamente que ya no quieres volver a verle la cara a tu jefe, la cosa es que no le quieres volver a ver la cara a ningún jefe.

Levantarse todos los días para cumplir un horario laboral te hace la vida de perros, seguir con la misma rutina y ver que la vida se te va en esas cuatro paredes se convierte en un verdadero infierno.

Miras el reloj y parece que está averiado, porque el tiempo no avanza y ya te quieres ir para tu casa. Ya no eres feliz en ese empleo, por lo tanto, sabes que la salida es inminente.

5. Tienes una idea de negocio.

Si tienes una idea de negocio y piensas que la puedes poner en marcha muy pronto, entonces ya estás en la etapa del emprendedor en potencia, por lo tanto, vas en camino para convertirte en emprendedor neófito.

Lee también: las 5 etapas del emprendedor.

Por lo general, esta idea de negocio debe ser clara, no es un simple sueño que algún día quieres lograr. La idea literalmente no te deja dormir y sientes que la tienes que poner en marcha, porque de lo contrario te va a enloquecer.

Ya comenzaste a realizar investigaciones, hablaste con otros emprendedores, realizaste estimados financieros, así como potenciales compradores. En tu cabeza no hay otra cosa que no sea arrancar tu idea.

Esta es una gran señal de que estas listo para el siguiente paso.

6. Todo el tiempo hablas de emprendimiento.

Estás lleno de información sobre emprendimiento y parece que tanto conocimiento te va hacer estallar el cerebro. Sientes que es urgente compartir lo que sabes con todas las personas que puedas, por tal motivo, te conviertes en un emprendedor parlanchín al cual nadie quiere escuchar.

Esto ocurre, porque escogiste a las personas equivocadas para hablar de emprendimiento. 99% de estas personas son empleados y no quieren saber nada de tus locas ideas. La gente te ve y se esconden para que no las aburras con tus historias de negocios.

Esta señal demuestra solo una cosa… ¡estás listo!

7. Buscas a otros emprendedores.

Como te decía anteriormente, tienes que compartir todo lo que sabes sobre emprendimiento, porque de lo contrario te podrías morir de un infarto cerebral, sin embargo, tu familia, tu novia y amigos están hartos de escucharte hablar siempre de lo mismo.

Empiezas a buscar frenéticamente a personas con tus mismos intereses. No es que vas a dejar a tus amigos de toda la vida, lo que pasa es que ya entiendes que esto no es para todo el mundo y no todos buscan lo mismo que tú, por lo tanto, debes juntarte con aquellos que les apasione el emprendimiento tanto como a ti.

8. Cambian tus hábitos.

Esta es una señal muy potente que cambia tu vida por completo, y se debe a que comienzas a vivir lo que yo llamo los hábitos ganadores de un emprendedor.

Los domingos no quieres dormir hasta tarde, porque sabes que no es productivo, por esta razón, te levantas temprano y aprovechas el tiempo para hacer ejercicio, meditar, escuchar un podcast, leer un libro o trabajar en tu idea de negocio.

Estos son los hábitos que muchos emprendedores famosos practicaron antes de convertirse en millonarios.

Lee también: cómo crear hábitos y dejar de perder el tiempo.

9. Tienes un plan.

Tener un plan demuestra que tienes muy claro lo que quieres lograr en tu vida. Cuando te sientas a crear tu plan junto con tus objetivos, estás poniendo enfoque en tu futuro y en cómo quieres crearlo.

El plan es algo así como el diseño de tu vida y en este diseño involucras tus aspectos económicos, sentimentales, familiares, y desde luego los negocios.

 

¿Cuáles señales se te han manifestado?

Comparte tu opinión abajo en los comentarios.

 

¡Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *