25 Errores letales que cometen los emprendedores novatos al comenzar un negocio.

¿Sabes a que significa la palabra letal?

La palabra letal procede del latín “letum” que significa “muerte”. Cuando se habla de algo letal, se está refiriendo a todo aquello que produce la muerte. Así pues, cuando te hablo de errores letales me estoy refiriendo a todas aquellas equivocaciones que condenarán tu negocio a una muerte segura.

Imagina una vida en la que nunca cometieras errores. Una vida en la que cualquier cosa que hicieras fuer perfecta. Te tengo malas noticias, esto de la perfección es una fantasía. Soy un total convencido que nada ni nadie es perfecto y que por lo tanto es natural cometer errores.

Sin embargo, cuando comienzas un negocio y más si eres nuevo en este cuento, lo más probable es que la cagues, y a lo grande.

Esto es algo que me ha puesto a pensar en los errores que yo mismo cometí y en los que no alcancé a cometer cuando hacía mis primeros pinitos como emprendedor.

Por esto hoy he decidido contarte cuáles son los 25 errores letales que cometen los emprendedores novatos al comenzar un negocio.

Empecé enumerando 10 errores, pero me visitó la musa de la inspiración y me fui hasta los 25.

¡No más preámbulo y empecemos con la primera¡

1. Dejarse vencer por el miedo.

Debido a esto existen menos emprendedores en el mundo de los que deberían. Tener miedo no está mal, lo malo es dejarse vencer por él.

El miedo a la incertidumbre y al fracaso hacen parte de todo el paquete de miedos que cubren al emprendedor novato.

No te avergüences, tener miedo es algo natural y comprensible.

Ármate de valor, ignora a todos los que te suben el miedo y te bajan el ánimo y sigue adelante con tu negocio.

2. Emprender con algo que no le apasiona.

Emprender es una tarea muy difícil, no te quiero mentir, sin embargo, hay algo que lo hace aún más difícil y es comenzar un negocio de algo que no te apasiona.

Error grande.

La pasión por tu negocio será lo que te mantendrá siempre luchando por tu sueño de tener éxito.

3. Tardar mucho en comenzar.

Este es el error más común que he podido ver en los emprendedores novatos.  Planear y planear las cosas para no comenzar con las operaciones de su emprendimiento.

Lo que puedes hacer es organizar lo mejor posible tu idea para ponerla a funcionar lo más pronto posible.

4. Creer que necesita un plan de negocios para comenzar.

¿Cuántos no hemos naufragado intentando crear un plan de negocios?

Para el emprendedor novato esto es un dolor de cabeza, ya que lleva mucho tiempo construirlo, así mismo, se puede convertir en un obstáculo que te evitará comenzar pronto tu negocio.

No siempre es necesario tener un plan de negocios, de lo que tienes que asegurarte es de vender tu producto. Ahí está el éxito de tu empresa.

5. Emprender half time.

Si quieres tener éxito en cualquier emprendimiento debes dedicar la mayor parte de tu tiempo a trabajar en él. Existen emprendedores que tienen un trabajo full time, debido a esto, dedicar todo el tiempo de su día para dichas labores es algo impracticable.

Lo sé porque yo fui emprendedor half time.

Y déjame decirte que no es lo mismo.

Si es tú caso, no tendrás más remedio que dedicarle tus tiempos libres a tu negocio, sin embargo, no podrás hacer que funcione a su máxima potencia si solo puedes consagrarte a él medio tiempo o incluso menos.

6. Creer que le robarán su idea.

Cuando te apasiona algo te vuelves obsesivo con ello, hasta tal punto que llegas a saberlo todo sobre el tema.

Eso pasa con tu emprendimiento.

Cuando tienes una idea no te preocupes por hablar abiertamente sobre ella, puesto que será muy difícil que alguien tenga el mismo entusiasmo que tú para hacerla realidad.

No cometas el error de esconder tu idea como si fuera un tesoro del que nadie debe enterarse, recuerda que una cosa es conocer la idea y otra es implementarla.

Del pensamiento al hecho hay mucho trecho.

7. Escoger el socio equivocado.

Escoger el socio equivocado es un error que te puede costar tanto dinero, como tiempo.

Escoger a un socio es como casarse. Cuando alguien se casa debe conocer bien a su futura pareja, en consecuencia debes saber muy bien a qué apunta tú cofundador, ya que si los dos no tienen la misma visión del negocio es muy posible que esta relación termine abruptamente mal.

Siempre piensa en buscar un socio que te complemente y que no solo aporte dinero.

Para finalizar este punto quiero que te hagas la siguiente pregunta:

¿Si la persona a la que deseas integrar a tu emprendimiento, no tuviera dinero, lo escogerías?

8. No conocer los requisitos legales.

Es muy importante que conozcas toda la reglamentación concerniente a tu negocio. Investiga qué requisitos mínimos debe cumplir para poder arrancar motores.

Investiga con especialistas en el tema sobre creación de empresas, acerca de todos los requerimientos que necesitas para evitar que tú negocio sea cerrado por no cumplir con la reglamentación para su funcionamiento.

9. Poner un nombre que ya existe.

Este fue uno de los grandes errores que cometí cuando creé uno de mis negocios.

No investigué lo suficiente sobre el nombre que le di, y al cabo de un par de meses me llamó el dueño de otra compañía diciéndome que por favor cambiara el nombre de mi empresa porque la de él se llamaba igual… ¡Plop!

El hecho no pasó a mayores, no obstante, puedes ser demandado penalmente si persistes en no cambiar de nombre tu empresa. Este es un error que te puede salir muy caro.

10. Comenzar con un préstamo bancario.

“Eres un tonto si comienzas un negocio con un prestado bancario”. Este es el consejo que el millonario dueño de los Mavericks de Dallas, Mark Cuban nos da a todos los emprendedores.

No sabes cómo se van a poner las cosas en el futuro y puedes tener dificultades económicas en tu negocio, hasta el punto de no poder cumplir con las obligaciones del crédito.

Lo mejor es ahorrar o buscar un socio que aporte capital, pero ya sabes, no solo capital.

11. Querer hacerse rico en poco tiempo.

He visto a muchos emprendedores comenzar sus negocios llenos de expectativas, ilusiones y sueños.

Uno de esos sueños es el de hacerse ricos.

¿Pero quién no quiere volverse millonario con su emprendimiento?

Lo que sucede es que el tiempo en el que muchos quieren lograr ese sueño se reduce a unos pocos meses.

Primero tienes que estar dispuesto a sacar estiércol de una trinchera por varios años antes de empezar a ver dinero y otros años más antes de hacerte rico.

12. No investigar el mercado antes de empezar.

Tener una percepción personal del mercado, al cual va dirigido tu producto, es un error que te puede llevar al fracaso.

Antes de comenzar, preocúpate por hacer una mínima exploración del terreno en el que piensas aterrizar.

Investiga si hay demanda de tu producto, esto te ayudará a tener una visión más objetiva de tu idea.

13. No conocer a su cliente.

Esto va muy de la mano con el punto anterior. Así como debes investigar el mercado, también debes conocer todo sobre el cliente al que va dirigido tu producto.

Saber la edad, el sexo, los gustos y preferencias de tu cliente potencial, es vital para el éxito de tu emprendimiento.

14. No saber vender.

No seas como yo hace algunos años, totalmente negado a la posibilidad de aprender sobre el arte de las ventas.

Estaba convencido de que siempre podría contratar a alguien para que lo hiciera por mí.

¡Error!

Así tengas empleados encargados de las ventas (Algo muy complicado al comenzar), debes prepararte y convertirte en un gran vendedor. Esta es una de las muchas habilidades que ayudarán a que tu negocio crezca.

15. Querer vender a todos.

Peor que no saber vender, es saber vender y creer que el producto va dirigido a cualquier persona que se encuentra en la calle.

Tu producto no puede ser para todo el mundo. Debes dirigirlo a una persona en particular, aquella que tendrá muchas más probabilidades de convertirse en tu cliente.

16. No buscar nuevos clientes.

Crónica de una muerte empresarial anunciada es quedare siempre con los mismos clientes y no buscar nuevos.

Creer que los pocos clientes de siempre mantendrán tu emprendimiento a flote, es una sentencia de muerte segura.

Mantente siempre a la caza de nuevos compradores. Pedir a tus antiguos clientes que te refieran a sus amigos es una buena estrategia.

Esto asegurará que tu negocio se mantenga a flote.

17. Comenzar a lo grande.

Tirar la casa por la ventana para empezar un nuevo negocio puede ser un error monumental, más aún si terminas por invertir el dinero en un montón de cosas que, dado el ciclo de vida en el que se encuentra tu empresa, no eran necesarias.

Mi consejo es: analiza bien el capital del que dispones y solo comienza con lo que necesites realmente. Haz una lista detallada de todo en lo que piensas invertir y luego pregúntate si invertir en ello mejorará tu producto.

Si la respuesta es negativa, quiere decir que no debes invertir en ello.

No te preocupes por crecer, ya llegará el momento de hacerlo.

18. Alquilar un local.

Todos quisiéramos comenzar con todos los juguetes nuestro primer negocio. Así decimos en Colombia cuando nos referimos a comenzar con todo lo necesario.

Sin embargo, a veces no tenemos el capital suficiente para hacerlo, o no queremos arriesgarnos a invertir demasiado.

El error radica en que cuando emprendemos no sabemos con precisión cómo serán las cosas al momento de abrir las puertas de tu empresa, por lo tanto, querer invertir en el alquiler de un local es algo que aumentará tu inversión fuertemente.

El hecho de alquilar un local hace que tengas que soportar gastos fijos, no solo del alquiler, también de agua, luz, teléfono e internet.

Si tu negocio puede arrancar desde tu casa así como lo han hecho muchas grandes compañías sería genial.

19. Contratar empleados muy pronto.

Este error va de la mano con el anterior. Te ves convencido de que debes contratar una secretaria, un vendedor, un asistente, etc. Pero la realidad es que contratar empleados tan pronto es un error que te hará gastar en una nómina innecesaria.

Con el tiempo el negocio te irá mostrando si debes contratar empleados, así mismo, cuántos deben ingresar a la nómina.

20. Invertir en asesorías costosas.

Otro error es dejarse llevar por la idea que para comenzar un negocio necesitas pagarle a un mentor, un asesor o un consultor.

No es que no lo debas hacer, sino que debes considerar dónde puedes encontrar asesoría a un valor menor o gratis.

Hay muchas entidades y profesionales que te pueden dar una mano sin cobrarte nada. Solo tienes que buscarlos. Diles que estás empezado y que no puedes gastar tanto dinero en asesoría.

Seguro te entenderán y no dudarán en ayudarte.

21. Invertir en publicidad costosa.

No tienes que empezar tu negocio invirtiendo grandes cantidades de dinero en publicidad. Puedes valerte de las redes sociales, en las cuales puedes promocionar gratuitamente tu negocio.

Además, si haces las cosas bien, seguramente tus clientes estarán tan satisfechos que te recomendarán con sus amigos y familiares.

Más adelante puedes determinar un pequeño presupuesto para publicidad utilizando la opción de Facebook ads o google ads, que por cierto son muy económicas.

22. Falta de innovación.

Cuando te hablo de innovación sé que estás pensando en la creación de un producto totalmente nuevo, algo que no se haya visto jamás.

No se trata de hacer cosas asombrosas, se trata de algo mucho más sencillo.

Innovar es hacer aquello que nadie esté haciendo en tu nicho de mercado o esté haciendo mal. Algo que la competencia este pasando por alto y en lo que tú puedes incursionar para mejorarlo

Por ejemplo: si en tu nicho no se ofrece una garantía en la compra del producto, tú la puedes ofrecer, o si el servicio posventa es malo, tú lo puedes mejorar.

Piensa entonces, en que puedes innovar, porque si vas a hacer lo que todos, seguramente serás otro negocio más del montón.

23. Crear productos que el público no ha solicitado.

Innovar es hacer algo que no se hace en tu nicho de mercado, no obstante, comenzar a crear productos solamente porque a ti te pareció que el cliente los necesita, es un grave error.

Debes estar atento a las sugerencias de tus clientes, socios y proveedores. Si les solicitas su opinión, te aseguro que estarán encantados de retroalimentarte sobre lo que ellos necesitan.

24. No utilizar correctamente las redes sociales.

Como te dije antes, debes tener presencia en las redes sociales, pero ten cuidado al elegir cuál o cuáles utilizar, ya que no todas funcionan igual y tienen usuarios totalmente distintos.

Lo mejor es elegir aquella que se adecúe más al mensaje que quieres compartir con tus futuros clientes.

Un error que suelen cometer muchos es apuntarse en 5 redes sociales que finalmente no utilizarán.

Es preferible que trabajes fuertemente en dos, que nada en cuatro.

Otra cosa en la que debes tener cuidado es en el contenido que publicas, ya que en ocasiones las cuentas de redes sociales empresariales terminan volviéndose la cuenta personal del emprendedor, utilizándolas para realizar publicaciones personales y fuera del contexto y el objetivo del negocio.

25. Ignorar las quejas de sus clientes.

He llegado al último, pero no menos importante de los errores letales que cometen  los emprendedores novatos al comenzar un negocio.

Siempre debes escuchar a tus clientes, aún más si se están quejando.

Metete esto en la cabeza: NO ERES PERFECTO.

Esto quiere decir que siempre cometerás errores, por lo tanto, debes estar preparado para atender las quejas de tus clientes.

El error no consiste en equivocarse. El error consiste en no atender a tu cliente cuando se queja por un producto o un servicio defectuoso.

Cuando atiendes bien a tu cliente y solucionas su problema siempre saldrás ganando, además desde mi experiencia, te puedo decir que atender las quejas de mis clientes de forma satisfactoria me ha permitido convertirlos en clientes más fieles.

En ti está que conviertas esta situación en una oportunidad para mejorar o en todo un problema que te haga perder clientes…y quien sabe tal vez más.

Leer: 8 consejos para manejar clientes enojados.

Para terminar.

Hemos llegado al final de este post, pero tenlo por seguro que me quedo corto, podrían ser 100.

Espero que estos 25 errores te hayan servido check list para saber dónde estás fallando y así mismo puedas ir corrigiéndolos.

¿Algún error más que quieras agregar?

Comparte tu opinión abajo en los comentarios.

avatar
Hola, me llamo Jaime Andrés Arias, soy emprendedor de tiempo completo y hace varios años que me cansé de enriquecer a mi jefe, así que decidí dejar un trabajo seguro y bien pagado para ser libre y comenzar a vivir como siempre lo quise hacer. Ahora soy más que feliz, por esta razón quiero compartir todo lo que he aprendido para que tú también lo seas.
¡Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *